La asertividad la podemos definir como una actitud de autoafirmación y defensa de nuestros derechos personales; engloba la expresión de nuestros sentimientos, opiniones y necesidades de una manera correcta y al mismo tiempo respetando los de los demás.

El ser asertivos no quiere decir que tengamos que conseguir lo que queramos y menos de un modo inapropiado, manipulando o controlando a otras personas.

Nos vale para mostrarnos tal como somos, con ella mejora nuestra autoestima y la comunicación interpersonal, siendo más honesta y directa.

La forma en que nos comunicamos con los demás y con nosotros mismos, en última instancia determina la calidad de nuestras vidas.

-Anthony Robbins-

Las áreas que conforman la asertividad son las siguientes:

  • La autoafirmación, que nos permite defender nuestros derechos, el realizar peticiones y expresar opiniones personales.

  • La expresión de sentimientos positivos, con lo que realizar elogios y manifestar agrado o afecto.

  • La expresión de sentimientos negativos, pudiendo expresar desacuerdo o desagrado, de la manera correcta, cuando la ocasión lo requiera.

Las características de las personas asertivas son las siguientes:

  • Conocimiento de sí mismos, sabedoras de los que sienten y desean en cada momento.

  • Tienen una autoestima sana, al aceptarse incondicionalmente. Mantienen intacto el respeto y dignidad, independientemente de que consigan sus objetivos o se les resistan.

  • Controlan adecuadamente su ansiedad al saber manejarla correctamente, lo que les facilita tener buenas relaciones interpersonales y afrontar serenamente los conflictos, fracasos y éxitos.

Si no eres capaz de controlar tus emociones estresantes, si no puedes tener empatía y tener relaciones personales efectivas, no importa lo inteligente que seas, no vas a llegar muy lejos.”

Daniel Goleman

  • Saben ciertamente lo que quieren, aunque no se lo exigen a nadie.
  • Sabedor de sus limitaciones, luchan con todas sus fuerzas para realizar sus posibilidades.

  • Son personas coherentes, congruentes y auténticas al expresar lo que piensan, quieren y sienten.

  • Responsables de su vida y emociones, siendo fieles a sí mismos ante cualquier situación, con una actitud activa en la consecución de objetivos.

  • Su comunicación abierta, directa, franca y adecuada les permite comunicarse con personas de todos los niveles: Familia, amigos..

  • Escogen libremente a sus amistades, determinando quienes son sus amigos.

  • Dan por hecho que las demás personas no pueden adivinar sus necesidades, opiniones y sentimientos por lo que los expresan adecuadamente.

    Son muchos los beneficios que la conducta asertiva facilita:

  • Ayuda a comunicarnos claramente y minimiza que otras personas puedan interpretar mal nuestros mensajes.

  • Las relaciones interpersonales son más satisfactorias.

  • Mejora la autoestima y las emociones positivas.

  • Incrementa la sensación de respeto en los receptores de la información al expresarnos de una manera clara y no manipuladora.

Al aplicarla en nuestras vidas aprendemos a decir “NO”, no se trata de convertirnos en personas egoístas que les resulta imposible empaticamente comprender la situación de los demás. Se trata de saber defender nuestros derechos, sin la intención de lastimar o perjudicar a nadie, encontrando un equilibrio entre los dos polos igual de malos: decir siempre que sí y decir siempre que no .El decir “SI” a otras personas no nos puede suponer el renunciar a lo que realmente queríamos y necesitábamos para nosotros .

Es un gran mal no saber decir con resolución sí o no”.

Otto von Bismarck

La asertividad ocupa un lugar importante en salud mental, ya que los individuos poco asertivos tienden a tener sentimientos de aislamiento, depresión , poca autoestima, temor y ansiedad ante las relaciones interpersonales. Frecuentemente se sienten rechazos o manipulados por los demás y en ocasiones tienen problemas psicosomáticos ( dolores de cabeza, alteraciones digestivas).

Ni sumisión, ni agresividad, el equilibrio es la asertividad”.

-Riso Coma Walter-.

Puede mejorar su conducta asertiva con la ayuda de un profesional de la psicología.